Seguridad eléctrica en el hogar (Normas de seguridad eléctrica)

Seguridad eléctrica en el hogar

Seguridad eléctrica en el hogar - Imagen

La energía eléctrica es la más utilizada en el hogar y la única que permite solucionar todas las necesidades energéticas en la vida cotidiana. La iluminación, la climatización, los electrodomésticos básicos, todo funciona con electricidad. Son muchas las ventajas de los aparatos eléctricos: funcionamiento limpio y seguro, fácil regulación y programación, alto rendimiento, etcétera. Pero la electricidad tiene sus inconvenientes y peligros. Entre éstos cabe destacar la electrocución y el incendio, sobre todo en las instalaciones que no cumplen las debidas condiciones de seguridad. Como cualquier otra instalación técnica, las redes eléctricas siguen un proceso de envejecimiento con el tiempo, que deteriora los aisladores o reduce el diámetro de los conductores a medida que incrementamos el número de electrodomésticos conectados a ella.

La electrocución sucede cuando una persona se pone en contacto con las partes metálicas de un aparato o conductor eléctrico bajo tensión, y el peligro aumenta si la persona en cuestión está en un entorno húmedo, como el baño o la cocina, y si se halla en contacto directo con el suelo. Esto puede suceder de una forma directa cuando se accede a un conductor bajo tensión, como un enchufe o cualquier parte no protegida de la instalación, o indirectamente cuando se tocan objetos que por defecto de aislamiento están igualmente bajo tensión eléctrica.

Normas de seguridad eléctrica

Normas de seguridad eléctrica - Imagen

Las principales normas de seguridad eléctrica son las siguientes:

  1. Tener la instalación eléctrica conforme las condiciones impuestas por los reglamentos de seguridad.
  2. Realizar las conexiones usando los sistemas homologados de instalación.
  3. Antes de tocar cualquier aparato o instalación, observar las normas de seguridad eléctrica y no acceder a ellos con las manos mojadas o sobre suelo húmedo.
  4. Tener los aparatos y conductores eléctricos en perfecto estado de aislamiento.
  5. Instalar los sistemas automáticos de protección necesarios, que desconecten el paso de la corriente cuando se produzca un cortocircuito o derivación por contacto de personas.
  6. Mantener alejados los aparatos eléctricos de todas las zonas húmedas de la cocina y del baño.

Seguridad eléctrica en dispositivo eléctrico

Seguridad eléctrica - Imagen

¿Qué dispositivo eléctrico puede proteger y controlar contra sobrecargas y cortocircuitos?

Esta pregunta es acerca de dos peligros diferentes. Uno es cortocircuito y el otro es sobrecarga. Un tercer peligro que no se aborda en la pregunta es la baja tensión.

El cortocircuito ocurre en situaciones donde hay demasiada corriente para que un conductor la maneje sin calentarse hasta el punto en que pueda representar un peligro de incendio. Los dispositivos de sobrecorriente tales como disyuntores y fusibles cortarán el circuito cuando exista tal peligro. En el caso de un cortocircuito, los componentes eléctricos pueden calentarse hasta el punto de que el cobre se vaporice.

Las condiciones de sobrecarga se producen cuando un dispositivo consume tanta corriente que presenta el riesgo de daños al dispositivo. Por ejemplo, cuando los motores eléctricos están sobrecargados, continúan consumiendo corriente adicional, aunque el motor es incapaz de proporcionar más torque. El exceso de corriente sólo causa más calor, lo que puede dañar el motor. Los motores están equipados con protección para sobrecargas térmicas, que cortan el circuito cuando el motor se calienta demasiado.

El bajo voltaje también representa un peligro, ya que hará que un motor eléctrico consuma más que su corriente nominal, lo que a su vez causa problemas relacionados con el calor. También hay equipos que pueden utilizarse para proteger los motores de este peligro.

Los disyuntores domésticos proporcionan protección contra sobrecarga y cortocircuito.

Cabe señalar que los dispositivos de protección mencionados están diseñados principalmente para proteger los equipos. La protección contra descargas eléctricas para las personas es proporcionada por dispositivos como interruptores de circuito de falla a tierra.

Fusibles y disyuntores

Dispositivo de protección - Imagen

El fusible es un dispositivo de protección de una sola vez que cortará y desconectará un circuito en caso de sobrecorriente o cortocircuito. Algunos fusibles térmicos hacen lo mismo en caso de sobretemperatura detectada.

El disyuntor es un dispositivo reajustable (por medios mecánicos) que cortará y desconectará un circuito en condiciones de sobrecorriente y cortocircuito.

Disyuntores, fusibles y relés. Los interruptores automáticos se usan comúnmente en los paneles de distribución residencial y se pueden restablecer después de una condición de sobrecarga. Los fusibles proporcionan una sola protección contra corrientes y deben ser reemplazados después de que se queman o por una sobrecarga. Los relés son la opción más cara, pero también la más versátil, generalmente utilizados en aplicaciones de alta tensión y alta corriente.

Hay muchos disyuntores y fusibles disponibles en el mercado, que tienen diferentes niveles de potencia y que pueden proteger y controlar contra sobrecargas y cortocircuitos.

Artículos Relacionados

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.