Importancia del mito en la sociedad ¿Por qué son importantes?

Importancia del mito en la sociedad

Importancia del mito - Imagen

Bueno, un aspecto de los mitos que no se puede negar es que son omnipresentes en todos los países y culturas. Cada sociedad tiene su propia forma de mitos y, curiosamente, a menudo estos mitos diferentes son relatos de historias arquetípicas que se modifican ligeramente para adaptarse a diferentes culturas y experiencias.

La popularidad de los mitos y la forma en que todavía se leen y estudian tanto hoy en día sugieren con mucha fuerza que los mitos son mucho más que solo historias, y que tienen un propósito importante en el mundo de hoy, como lo fueron en las civilizaciones antiguas. Los mitos pueden describirse como cuentos sagrados que ayudan al hombre a comprender el mundo y su lugar en él. Los mitos a menudo tratan de responder a preguntas eternas, como el origen de la existencia del mal, y también, a través de los arquetipos que proporcionan, parecen dar orientación a cada generación. Tomemos un ejemplo: la búsqueda del héroe, que vemos reflejada en tantos mitos, como La Odisea, los Doce Trabajos de Hércules y Beowulf, es un tipo de modelo para que los jóvenes imiten a medida que pasan por el proceso de crecer y aceptar responsabilidades adultas.

Estas son sólo algunas de las razones por las que los mitos siguen siendo importantes y populares hoy en día. Los mitos abren la ventana de lo atemporal y lo esencial, y esto sigue siendo cierto sea cual sea el período de la historia del que procedamos o por muy fuerte que sea nuestra sofisticación científica.

¿Por qué son importantes los mitos?

Los mitos obviamente no son de importancia crítica para nuestras vidas. Funcionaríamos bien sin ellos, ya que seguiríamos viviendo, respirando, comiendo, y todas esas otras actividades necesarias con las que llenamos nuestros días.

La importancia que los mitos tienen en nuestras vidas afecta principalmente a la cultura y mantiene a las personas unidas como parte de un grupo. Cada cultura tiene sus propios mitos y leyendas, los niños cuentan diferentes historias y aprenden sobre diferentes amenazas sobrenaturales para que se comporten.

Aunque los adultos saben que estos mitos no son reales, es un poco como una broma interna. El conocimiento compartido de que los vampiros son los muertos vivientes que chupan la sangre y debemos estar protegidos con plata y ajo, de alguna manera hace que las personas sientan pertenencia a un grupo.

Los mitos añaden un nivel de intriga a la vida de las personas. Tanto usted como yo sabemos que no hay criaturas sobrenaturales vagando por el vecindario, pero aún así se produce un escalofrío en todo el cuerpo con tan solo pensarlo.

Realmente nuestras vidas serían aburridas y solitarias sin mitos.

 

Deja un comentario