¿Cómo Gobernó Carlomagno Un Imperio Tan Extenso?

¿Cómo gobernó Carlomagno un imperio tan extenso?

¿Cómo gobernó Carlomagno? - Imagen

Carlomagno es conocido por instigar una serie de reformas sociales, religiosas y gubernamentales. El Imperio carolingio se organizó en torno a él y su gobierno supremo (secular) e incluyó estas reformas. Los diferentes condados o provincias fueron vigiladas por un Conde (o Comes), quién era responsable de la ley y el orden local y el mantenimiento de las carreteras con peaje. Las Missi Dominici hicieron rondas en sus territorios designados para mantener las distintas localidades al día con los cambios en la ley secular y cualquier tipo de nueva capitularidad religiosa como una declaración de intención de reforma.

Más adelante en la línea estaban Vassi Dominici, vasallos del Rey que poseían los beneficios de la tierra, que era trabajada por los campesinos. El Vassi Dominici supervisó el mantenimiento general de sus tierras y también ofreció el servicio militar al rey.

En general, Carlomagno era el gobernante supremo del Imperio carolingio, y tenía la máxima autoridad en todos los asuntos. Pero debido a que tanta tierra y tantas personas formaban el Imperio, él empleó una variedad de asistentes administrativos, económicos, gubernamentales, judiciales y religiosos para realizar más tareas cotidianas en su nombre. Su progenie pasó a gobernar el Imperio por muchas generaciones, y su sistema administrativo sentó las bases para varias naciones europeas modernas.

¿Cuáles son los principales logros de Carlomagno?

Carlomagno mapa - Imagen

El principal logro de Carlomagno fue su expansión del Imperio Carolingio. Como emperador, Carlomagno tomó muchas áreas nuevas en el imperio. En particular, estos incluyen todo el norte de Italia y partes de España. Otro logro de Carlomagno tiene que ver con la forma en que gobernó el imperio. El imperio no fue muy administrado u organizado. Carlomagno trabajó duro para remediar esta situación. Trató de poner al imperio más bajo el control central y tener un sistema organizado de gobierno. Parte de esto involucró el uso de la Iglesia como fuerza unificadora. Durante la vida de Carlomagno, al menos, tuvo éxito en este esfuerzo.

El imperio Carolingio

Carlomagno - Imagen

Carlomagno, también llamado Carlos el Grande, fue rey de los francos y unificó gran parte de la Europa moderna bajo un solo imperio carolingio. Carlomagno emprendió una larga guerra en la que conquistó y derrotó a los sajones para incorporar sus territorios al Imperio Franco.

La coronación de Carlomagno - Imagen

Aunque Carlomagno gobernó desde 768 después de la muerte de su padre, no fue coronado como Sacro Emperador Romano hasta el día de Navidad en el año 800. La coronación de Carlomagno por el Papa León III y el establecimiento de un Sacro Imperio Romano, formaron una unión entre las “dos espadas” del poder europeo. Esta metáfora representa a la Sagrada Iglesia Católica Romana, que ejerció el poder religioso, y al Rey o Emperador, que ejerce el poder secular. Ambos sirvieron para legitimarse y apoyarse mutuamente.

Resumen de la época de Carlomagno

La época de Carlomagno - Imagen

Entre la segunda mitad del siglo VIII y el año 843, fecha en que se firma el tratado de Verdún en el siglo IX, tuvo lugar el primer intento endógeno de reagrupamiento del Occidente cristiano desde el derrumbe del Imperio Romano a manos de Odoacro en el año 476. El derrumbe del Imperio había supuesto el fraccionamiento general de los reinos germánicos, salvo el breve período del Imperio de Justiniano, cuyos sucesores acabarán por desentenderse de Occidente. Carlomagno funda la unidad de su Imperio primero en la cohesión de un gran conjunto territorial del Occidente cristiano, amparado en sus fronteras por la constitución de marcas, capaces, por un lado, de defender su integridad y, por otro, de actuar como cuñas territoriales en las cuales asentar el proceso de expansión. Conseguido esto, logra del papado, que debe a los carolingios la formación de los Estados Pontificios, la coronación. Como el emperador de Bizancio, Carlomagno se considera el señor de la Iglesia y utiliza a los obispos como piezas de su organigrama imperial. Pero el imperio carolingio representa también el renacimiento cultural y artístico de Occidente, sumido en la decadencia, de la que sólo escapaban los conventos medievales.

Deja un comentario